Tipo de publicación

Artículo

Descripción

Análisis de la valorización del espacio social urbano en actos rebeldes en Santiago de Chile.

Fecha:

Agosto de 2020

Fuente:

Escuela de Arquitectura de la USACH

Nuestro compañero Rolando Durán ha publicado el artículo “La ciudad de la furia, por un urbanismo insurgente” en la revista La Estaca nº 18/2020.

Rolando es Arquitecto por la USACH Universidad de Santiago de Chile, Máster en Estudios Urbanos (MUPUT – UPM) y Doctorando en el Programa de Sostenibilidad y Regeneración Urbana de la Universidad Politécnica de Madrid [UPM], trabajando en su tesis ligado tanto a nuestro Grupo LoCUS como al CIPA Centre for Interdisciplinary Performative Arts de la Birmingham City University. Forma parte del Colectivo Cartografías de la Memoria y del Grupo de Pensamiento Crítico y Memoria Histórica [GPM] en Santiago de Chile, donde indaga sobre procesos espaciales y su representación desde la perspectiva del papel en dichos procesos de la construcción de un cuerpo político colectivo a partir de los cuerpos físicos individuales.

«Los actos rebeldes fundan nuevos espacios sociales para darles valor, dotarlos de sentido en el entramado territorial y construir junto al pueblo los nuevos órganos socio-territoriales de acción, que serán el germen de la ciudad futura.«

El urbanismo es una técnica de producción y valorización del suelo, es decir, una manera de categorizar los usos y el destino del espacio urbano. Simplificando: el urbanismo es una disciplina que intenta ordenar las actividades humanas en el territorio. La disciplina urbanística está asociada a un saber/conocimiento del orden de la sociedad aplicado desde arriba. El Plan Maestro y/o Plano Regulador irradia con la fuerza del Estado unas líneas de fuerza que intentan modelar el mundo material y también darle forma a las relaciones sociales que se le circunscriben.

La historia nos enseña que casi desde su comienzo esta disciplina nace, entre otras razones, para controlar a través del diseño urbano las revueltas de la Comuna de Paris (1871). Es ampliamente conocido, como los planes urbanísticos de las grandes avenidas del Barón Haussmann, posibilitan el ingreso de la artillería de la policía y el ejército francés a los barrios rojos, habitualmente los más complejos e intrincados, donde las barricadas permitían sellar completamente el ingreso a esos sectores.

Aunque a través de la historia de los planes urbanos, estos se han publicitado como instrumentos que ayudan a subsanar las consecuencias inesperadas de la modernidad –léase la industrialización y el crecimiento acelerado de las ciudades–; esto es verdad solo en parte. Puesto que el urbanismo y sus derivados son instrumentos que permiten a las clases dominantes modelar la ciudad a su imagen y semejanza y más allá de ello la urbanización es un proceso íntimamente conectado con el desarrollo del capitalismo financiero, como ha insistido en varias oportunidades el geógrafo de origen británico David Harvey.

[…]

Podéis seguir leyendo el artículo en el siguiente enlace: https://arquitectura.usach.cl/reflexiones-contingentes-06

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.